Hasta hace sólo unos años los videojuegos han sido vistos como una herramienta de puro entretenimiento. Pero su sistema de juego ha inspirado el nacimiento de un nuevo concepto en el contexto empresarial llamado Gamificación.

El de los videojuegos ha sido y es uno de los mercados más rentables, innovadores e influyentes del mundo. Aunque en la actualidad la oferta de videojuegos es muy extensa, queremos destacar tres videojuegos de los inicios que por su enorme éxito, jugabilidad y popularidad estaban construyendo el futuro concepto de gamificación:

  1. Pac – Man. Es el videojuego arcade por excelencia, creado por Toru Iwatani. Simula un laberinto donde el protagonista debe comer una serie de puntos situados en el recorrido. El objetivo es comer todos los puntos para pasar de nivel y así hasta llegar a completar sus 255 niveles.

  1. Tetris. Otro gran histórico de la familia de los videojuegos, Tetris es un videojuego puzzle diseñado por Alekséi Pázhitnov. La mecánica del juego es tan sencilla como apasionante: intentar alinear figuras geométricas consiguiendo filas horizontales, mientras van cayendo una tras otra figura. Diferentes niveles, y puntuaciones hacen que la competitividad sea su punto fuerte.
  2. Super Mario Bros. Posiblemente una de las sagas más populares de videojuegos  en todo el mundo. Es un videojuego de plataformas creado por el japonés Shigeru Miyamoto, en el que narra la aventuras de Mario y Luigi. Multitud de niveles, premios, puntos, bonus, etc. han hecho de este videojuego un referente para la industria del entretenimiento.

¿Qué aportan los videojuegos a la gamificación?

De todos los videojuegos anteriores, y de muchos otros, podemos extraer una serie de elementos comunes que hoy en día siguen presentes tanto en otros videojuegos como en las técnicas de gamificación aplicadas en diversos sectores:

  1. Sistema de puntos. Conseguir determinadas puntuaciones a medida que avanzamos en el juego o la colección de diferentes premios por éxitos conseguidos. En el terreno empresarial es una herramienta que incentiva la superación personal y la motivación.
  2. Sistema de niveles. Todos estos juegos tienen un sistema de niveles muy amplio, midiendo la capacidad del jugador según el nivel en el que se encuentra. Traducido a un contexto no lúdico, permite incentivar el aprendizaje hasta llegar a un determinado punto.
  3. Lista de clasificación. Mostrar un ranking con la posición de los distintos jugadores genera una mayor competitividad. Proyectado al terreno laboral alimenta una sana competencia, promoviendo el esfuerzo y la mejora continua.

La gamificación ha llegado para quedarse. Con Kiply será tan fácil mejorar tu productividad como para Mario rescatar a la princesa Peach.

descarga-kiply-gratis

Imagen: bm.iphone

follow us in feedly