Como explicamos anteriormente la gamificación consiste en transformar cualquier cosa en un juego. A través de los distintos elementos del juego somos capaces de motivar a los jugadores para que alcancen los objetivos propuestos. ¿Sabes que tu personalidad determina el uso que haces de la gamificación? Dependiendo del tipo de jugador que seas buscarás unos objetivos distintos en el juego.

Y tú, ¿con cuál te identificas?

La empresa LiveOps trabaja con más de 200.000 telefonistas que prestan sus servicios a través de centralitas virtuales. Para mejorar los procesos de su organización decidió implantar un sistema de gamificación. Comenzó a añadir recompensas y puntos por mantener llamadas breves o por cerrar ventas. Además, incluía un ranking de puntuaciones para poder comprar los logros de cada telefonista con los de sus compañeros. Desde entonces, los tiempos de llamadas se redujeron un 15% y las ventas se incrementaron entre un 8 y un 12%.

La forma en la que cada empleado responde a la gamificación viene determinada por su personalidad y, por lo tanto, por el tipo de jugador que es. Richard Bartle, reconocido como el creador de los juegos de rol online (MMORPG) y como teórico de los videojuegos, clasifica los tipos de jugadores en cuatro grupos:

  1. Achievers. Son aquellos que buscan objetivos concretos (reducir el tiempo de llamadas, incrementar el número de ventas) para obtener alguna recompensa. Se les debe decir qué retos superar para obtener un determinado beneficio.
  2. Explorers. Su personalidad les mueve a investigar, aprender y descubrir cosas nuevas. Investigarán para encontrar la estrategia perfecta para reducir el tiempo de llamadas. Su afán de superación les lleva a motivarse para superar niveles. Disfrutan del juego en sí mismo.
  3. Socializers. Se motivan compartiendo sus logros con los demás. En un proyecto de este tipo su punto débil es la reducción de tiempos, así que para encaminarlos lo suyo es el trabajo en equipo, juntarlos con los killers para que se motiven mutuamente y consigan el objetivo.
  4. Killers. Quieren ser el número uno y su espíritu competitivo les mueve a jugar. Harán lo posible por ser los mejores, así que un ranking que les permita ver su evolución con respecto a los demás es la mejor forma de motivarlos.

Debemos tener en cuenta que es difícil encontrar una persona que responda a un único tipo de jugador. Lo normal es que cada uno tenga, en mayor o menor grado, las características de varios de ellos.

descarga-kiply-gratis

Imagen: markus spiske

follow us in feedly