La motivación de los trabajadores va mucho más allá de lo que cobran a final de mes. Si bien la nómina es un factor importante a la hora de estar satisfechos con nuestro trabajo,  el ambiente laboral y las posibilidades que nos ofrece para desarrollarnos profesionalmente influyen directamente en nuestra productividad. De hecho, según un estudio de Edenred-IESE, el salario emocional puede aumentar la productividad un 19%.

Más allá de lo puramente económico, los empleados buscan sentirse cómodos en su lugar de trabajado y confiar en la organización para la que trabajan. Es imprescindible que sientan que pertenecen a ella y que su rol es importante para el funcionamiento de la misma no sólo como empleado, sino también como persona.

Salario emocional y motivación

El secreto para que los empleados tengan un buen salario emocional está en la empresa y en las formas que esta tiene de motivarlos para estimular su productividad. Algunos de los factores que más influyen en su bienestar son:

  1. Confianza en la empresa y conexión con la cultura empresarial y los valores que representa.
  2. Oportunidades de ascenso y formación para que los empleados puedan desarrollar su carrera profesional.
  3. Libertad para expresar ideas e inconformidades y participación en la toma de decisiones.
  4. Comunicación fluida con sus compañeros y superiores que fomente un buen ambiente de trabajo.
  5. Facilidades para conciliar vida profesional y personal con medidas como la flexibilidad de horarios.
  6. Confianza por parte de sus superiores y autonomía para tomar sus propias decisiones y desarrollar su trabajo con independencia.
  7. Reconocimiento de los logros conseguidos y valoración por parte de los demás miembros de la empresa. Se siente apoyado por la empresa a la hora de perseguir sus objetivos.
  8. Conocimiento de las responsabilidades exigidas a su cargo y lo que se espera de cada trabajador.

Está en manos de las empresas

Proporcionar a los empleados el bienestar necesario para que puedan desarrollar al máximo sus capacidades y poner en práctica su conocimiento es la mejor forma de retener el talento. En Iberdrola ya han puesto en marcha iniciativas para mejorar el salario emocional de sus trabajadores.

El salario emocional comprende todas las razones que hacen que alguien trabaje contento y comprometido con la organización más allá del dinero. Son inversiones baratas que aportan un gran beneficio para la empresa a corto, medio y largo plazo. Invertir en el bienestar de los empleados es invertir en la eficiencia de la empresa y en su productividad.

descarga-kiply-gratis

follow us in feedly