Detectar el talento y ser capaz de retenerlo es el nuevo gran reto al que se enfrentan las organizaciones, independientemente de su tamaño o volumen de negocio. Pero ¿por qué es tan importante para una empresa saber identificar y retener el talento?

¿Qué es el talento?

Todos somos buenos en algo que destaca con respecto a nuestras demás cualidades. Pero el talento no lo determina sólo una cualidad, sino la capacidad de unir todas nuestras cualidades y combinarlas para aportar valor a la organización.

Si al talento sumamos una importante dosis de actitud a la hora de afrontar los retos que se presentan en el día a día, nos encontramos ante un empleado con talento al que no debemos dejar escapar.

Para que cada profesional sea capaz de desarrollar sus capacidades es necesaria una gran dosis de libertad que le permita convertirse en un trabajador talentoso con un alto nivel de rendimiento y motivación.

El contexto

Según un informe de Deloitte, el mercado laboral actual se caracteriza por:

  1. Demanda de trabajadores con un alto nivel de preparación y especialización para que sean capaces de afrontar puestos de complejidad creciente.
  2. Dificultades para atraer y retener el talento.
  3. Convivencia de varias generaciones distintas en los entornos de trabajo (Veteranos, Baby Boomers, Gen X y Gen Y)

De ahí que surja la necesidad de desarrollar el liderazgo que permita la gestión de la sucesión entre distintas generaciones. Identificar el talento, reclutarlo y retenerlo debe ir acompañado de ofrecer a los empleados la posibilidad de desarrollar su carrera y de ascender hasta alcanzar su máximo potencia.

Según el citado informe, a la hora de retener el talento debemos tener en cuenta:

  1. Cómo incrementar la motivación y el compromiso de los empleados con la organización
  2. Desarrollar estrategias enfocadas al alto potencial de los trabajadores
  3. Evaluar las estrategias de talento actuales para desarrollarlas y alinearlas con las necesidades de la organización.

¿Quién es el responsable?

Los departamentos de Recursos Humanos se enfrentan al gran reto de detectar y retener el talento. Pero ellos no son los únicos responsables. Un adecuado liderazgo es fundamental para que cada profesional pueda desarrollar sus capacidades al máximo. Toda la organización debe estar estructurada de manera que cada uno obtenga el reconocimiento y la libertad necesarias para dar rienda suelta a su talento.

Las estrategias de inteligencia empresarial pasan por implementar herramientas que hagan que este contexto sea una realidad de forma sencilla y divertida.  La retención del talento pasa por entender que la gestión de personas como una inversión en la productividad y el éxito de la empresa.

descarga-kiply-gratis

Imagen: maryalena

follow us in feedly