Generalmente entendemos que la procrastinación es un hábito perjudicial para nuestra productividad. Evitamos hacer las tareas más importantes centrándonos en cualquier otra actividad que nos permita posponer nuestras obligaciones. Que no cunda el pánico. Si, como muchos de nosotros, tú también eres un procrastinador, quizá no todo esté perdido. Procrastinar también puede ser bueno. Lo dice un Premio Nobel.

El procrastinador estructurado

En 1996, John Perry escribió un ensayo titulado “La procrastinación estructurada“, en el que sostiene que un procrastinador puede ser motivado para hacer cualquier trabajo sin importar su dificultad siempre que esas tareas sean la forma de evitar hacer algo más importante. Esto es lo que define al procrastinador estructurado, una persona que es capaz de hacer muchas cosas dejando de hacer otras.

Con lo años, Perry fue ampliando el ensayo original hasta publicar “La procrastinación eficiente. Guía para dar largas, pensar en las musarañas y posponer todo de manera productiva“, un manual sobre cómo sacar partido a esa gran cantidad de tiempo que pierdes en tareas que, en un principio, consideras poco importantes. Con este libro la diversión está garantizada y sentirte un poquito mejor contigo mismo, también.

¿Te resulta familiar?

Basándose en su propia experiencia como procrastinador, Perry se convirtió en un defensor de la procrastinación como una forma alternativa de productividad personal. Se dio cuenta de que, a pesar de tener la constante sensación de que estaba perdiendo el tiempo, siempre conseguía avanzar en distintos trabajos que, curiosamente, nunca eran su principal objetivo. Así, para evitar hacer una tarea poco atractiva, se centraba en muchas otras, mejorando su productividad (aunque no fuese de la forma más deseada).

Procrastinar también puede tener ventajas, sólo hay que saber cómo aprovecharlas. Así que ahora que conoces el truco de cómo funciona tu complicado sistema productivo puedes sacarle beneficio. El autoconocimiento es fundamental para mejorar y para ser capaces de corregir los hábitos que nos perjudican. ¿Y quién mejor para ayudarte a conocer cómo trabajas que Kiply? Descarga gratis y da los primeros pasos hacia una mejor versión de ti mismo.

descarga-kiply-gratis

follow us in feedly