Nuestra forma de trabajar y nuestra productividad también están regidas por leyes. Conocer las leyes de la productividad te ayuda a entender cómo funcionas te ayuda a enfrentarte de otra forma al trabajo del día a día. Porque si sabes lo que está fallando, también sabrás arreglarlo y superar los obstáculos que se interponen entre tú y los buenos resultados.

Las leyes de la productividad son cuestión de tiempo

Eres más productivo en la medida en que eres capaz de hacer más en menos tiempo. De ahí que las leyes de la productividad estén estrechamente ligadas al tiempo. ¿Te sientes identificado?

  1. LEY DE PARETO.  Según esta ley, el 80% de los resultados proceden del 20% del trabajo. Nos pasamos la mayor parte del día trabajando en tareas que no nos acercan a nuestros objetivos.
  2. LEY DE PARKINSON. Dice que el trabajo se expande hasta llenar el tiempo de que se dispone para su realización. Es decir, cuanto más tiempo tengas para realizar una tarea, más tiempo tardarás en acabarla.
  3. LEY DE NEWTONSegún la primera ley de Newton lo que está en reposo, sigue en reposo y lo que está en movimiento, sigue en movimiento. Es decir, que cuando estás procrastinando sin hacer nada, estás en reposo y, por lo tanto, te costará ponerte en movimiento. Lo mismo pasa cuando estás trabajando, es difícil parar porque te sientes satisfecho al completar tareas.
  4. LEY DE MURPHYMás allá del famoso “si algo tiene que salir mal, saldrá mal”, aplicada a la productividad dice que cualquier trabajo que empecemos ocupará más tiempo del previsto debido a algún accidente o situación que no contemplábamos. A la hora de planificar tus tareas incluye siempre un margen de tiempo extra por si hay algún imprevisto.
  5. LEY DE ILLICHSegún esta ley, superado cierto tiempo, la productividad personal tiende a decrecer, pudiendo llegar a ser negativa. Tenemos una capacidad de trabajo limitada y no podemos estar concentrados al máximo durante mucho tiempo. Tenlo en cuenta a la hora de planificar tus descansos.
  6. LEY DE CARLSONCentrarse en una actividad de forma ininterrumpida conlleva menos tiempo para ejecutarla. O lo que es lo mismo, una vez empieces algo debes terminarlo o, al menos, no empezar hasta que no tengas todo lo necesario para terminar. Evitarás interrupciones y estarás más concentrado.
  7. LEY DE FRAISSE. Esta ley dice que el tiempo es una variable subjetiva en función de nuestro interés hacia la actividad ejercida. Por eso, cuando trabajas en algo que te gusta el tiempo se pasa volando y, otras veces, parece que no llega el final de la jornada.
  8. LEY DE HOFSTADTEREsta ley es conocida como la falacia de la planificación. Hacer algo te va a llevar más tiempo del que piensas, incluso si tienes en cuenta la propia ley de Hofstadter. Es decir, que cuando planificas te engañas a ti mismo, así que tenlo en cuenta a la hora de establecer plazos de entrega.
  9. PRINCIPIO DE LABORITNo somos objetivos al escoger tareas. Tenemos tendencia natural hacia las que nos conllevan menor esfuerzo. Por lo tanto, como no puedes elegir hacer siempre lo que te gusta, lo mejor es combinar tareas que nos gustan con otras que lo hacen menos y tener siempre en cuenta tu energía a lo largo del día.

Todas estas leyes de la productividad, ya sea de forma individual o combinadas con otras, influyen directamente en tu forma de trabajar. Es importante que las conozcas para poder tenerlas en cuenta a la hora de planificar tu día a día en el trabajo.

descarga-kiply-gratis

follow us in feedly