Hoy en día, pasamos más tiempo en la oficina con nuestros compañeros de trabajo que en nuestras casas con nuestras familias. Por eso, es muy importante que todas esas horas las pasemos de la mejor manera posible.

Es indispensable ser capaces de crear un entorno saludable que nos ayude a fomentar hábitos que aumenten nuestro bienestar físico y mental. Esto se acaba traduciendo en un mejor rendimiento intelectual y, por tanto, en una mayor productividad dentro del horario laboral.

Mood food: la cocina de la felicidad 

“Somos lo que comemos”, de eso no hay duda, así que no debemos descuidar nuestra alimentación cuando las circunstancias nos obliguen a comer en la oficina.

El movimiento Mood Food nació en Japón pero recibe su nombre del inglés. ‘Food’ significa ‘comida, alimento’ y ‘Mood’ es ‘estado de ánimo’. Así, como su propio nombre indica, el Mood Food basa las elecciones de la dieta en aquellos alimentos que inducen al ser humano a un buen estado de ánimo. Además, estos mismos alimentos generan altos niveles de energía y ayudan a mejorar nuestra capacidad de concentración y memoria.

Superalimentos en la cocina

Uno de los grandes aliados de toda dieta saludable y por supuesto también del mood food, son los conocidos como ‘superalimentos’. Estos potencian la producción de endorfinas y otros neurotransmisores que ayudan a mejorar el rendimiento intelectual, la calidad del sueño, la memoria, etc.

Algunos hábitos saludables que puedes introducir en tu oficina son:

  • Ten una fuente con fruta fresca como snack para todos.
  • Cambia los productos precocinados de las típicas máquinas expendedoras por otros más saludables: frutos frescos como nueces y almendras, zumos naturales, o ensaladas frescas con aguacate y frutos rojos.
  • Crea un calendario semanal en el que la gente marque los días que va a comer en la oficina y sus preferencias. Puedes organizarlo con una empresa local de catering que realice menús  basados en el Mood Food, con alimentos naturales como aceite de oliva, ajo, legumbres, pescado, arroz y cereales integrales.
  • Cuando tengáis una larga jornada por delante, pedid un menú saludable a base de pescados como el bacalao o la sardina, siempre acompañados de verduras como el brócoli o las espinacas. Y de postre, el chocolate siempre es un acierto para ponerse de buen humor.

No olvides que todo se contagia, también los hábitos saludables. Si quieres que tus empleados mejoren su estado de ánimo y su productividad, ya sabes: fomenta un entorno agradable y energizante y ¡felicita a aquellos que traigan el Mood Food a la oficina!

descarga-kiply-gratis

follow us in feedly