Uno de los valores diferenciadores para alcanzar el éxito empresarial es la información. El dicho de que la información es poder nunca ha estado más acertado en lo que se refiere al contexto empresarial.

El aumento de la productividad  es uno de los retos de todas las empresas. Conocer y analizar toda la información procedente del ámbito empresarial (redes sociales, llamadas telefónicas, cuentas, datos generados, rendimiento laboral…)  comienza a ser un factor determinante en las estrategias empresariales de muchas empresas.

Es aquí donde entra en juego el concepto de Big Data, un conjunto de sistemas, metodologías y tecnologías que permiten el tratamiento y análisis de grandes cantidades de datos. Tener acceso a toda la información generada por la empresa y sus empleados y, lo que es más importante, ser capaz de extraer valor de ella abre un sinfín de posibilidades.

Marcar la diferencia

El Big Data no sólo permite obtener un mayor conocimiento sobre la empresa, sino también detectar fallos y corregirlos. Es fundamental conocer nuestras debilidades y fortalezas para estar preparado a la hora de detectar oportunidades de negocio y saber aprovecharlas.

Instaurar metodologías Big Data en tu empresa genera una serie de ventajas que marcan la diferencia a la hora de conocer y detectar sus necesidades:

  1. Transparencia de datos. Un gran volumen de datos sin control ni análisis se vuelve un concepto disperso e inútil para nuestro trabajo. La recepción práctica de todo tipo de datos, su análisis y estudio, convierten la información en un valor añadido para nuestras estrategias empresariales.
  2. Análisis de productos. Permite analizar y evaluar los productos que ofrecemos a nuestros clientes, de este modo es posible rediseñar y mejorar la oferta final.
  3.  Toma de decisiones. Una parte importante y de riesgo en la dirección de una empresa, es la toma de decisiones. Si está basada en datos fiables el riesgo disminuirá de forma significativa.
  4. Rendimiento del trabajo. Poseer información sobre la gestión del tiempo en las distintas tareas y el rendimiento del trabajo realizado constituye un factor muy valioso en el control y gestión de equipos de trabajo.
  5. Optimización de la gestión empresarial. Controla los factores de riesgo, minimiza costes e invierte en los puntos débiles de tu maquinaría empresarial.

A mayor conocimiento, mayor eficacia

Cuanta más información poseas de tu empresa, tus clientes y tu entorno, más recursos serás capaz de mejorar para alcanzar tus retos empresariales. No lo dudes e introduce en tus estrategias de gestión empresarial sistemas  Big Data.

descarga-kiply-gratis

Imagen: r2hox

follow us in feedly