“Conocer bien a los otros es inteligente, conocerse bien a sí mismo, es sabiduría”. Las palabras de Einstein resumen a la perfección lo que el autoconocimiento representa para vida personal y profesional de cualquier persona.

Ser conscientes de cómo funcionamos, de los momentos en los que rendimos más y las tareas a las que podemos enfrentarnos es clave para que podamos sacarle el máximo partido a nuestro día a día. Una vez sabemos cómo gestionamos nuestra rutina podremos poner en práctica los distintos métodos que nos ayudan a optimizar nuestro tiempo.

¿Cómo podemos conocernos mejor?

La tecnología pone a nuestro servicio la posibilidad de conocernos mejor de lo que lo habíamos hecho nunca antes. Gracias al Quantified-self, el self-tracking y el Big Data somos capaces de tener información sobre nosotros y los distintos aspectos que afectan a nuestra vida diaria.

Normalmente nos centramos en los factores que influyen en nuestra productividad personal: gestión de tiempo, hábitos, rutinas… Pero pocas veces nos damos cuenta de que conocernos a nosotros mismos también influye de forma decisiva en que seamos capaces de sacar partido a nuestro trabajo.

¿Cómo aprovechar el autoconocimiento?

Con el informe semanal de Kiply puedes conocer tus hábitos de trabajo y saber cuándo eres más productivo y a qué dedicas más tiempo cada día. Fíjate en lo días en que cumples todos tus objetivos, conoce tus hábitos y aplícalos en los próximos días. Mantén aquellas rutinas que ayudan a mejorar tu rendimiento y pon en práctica nuestros consejos para mejorar las que te perjudican.

No hay dos personas iguales y, por lo tanto, tampoco los métodos para aumentar nuestra productividad funcionan para todos de la misma forma. Tú sabes mejor que nadie lo que funciona para ti, así que ten en mente tus objetivos y pon en marcha aquellos hábitos productivos que te ayudan a conseguirlos, dejando de lado los que sólo son un obstáculo. Es cuestión de que des con la fórmula que mejor se adapte a ti.

descarga-kiply-gratis

follow us in feedly