La comunicación es fundamental en cualquier faceta de nuestra vida. Ser capaces de transmitir lo que queremos y comprender lo que otros quieren decirnos es clave para relacionarnos con los demás y, en definitiva, para nuestra vida en sociedad. En el entorno empresarial no siempre se le ha dado la importancia que merece, pero hoy en día la comunicación se considera determinante para el éxito o fracaso de cualquier estrategia, ya sea a nivel interno o externo.

La comunicación como parte del Business Intelligence

Una parte del Business Intelligence se basa en la recopilación e interpretación de datos que, una vez tratados y gestionados, proporcionan información muy valiosa para la toma de decisiones empresariales. Con un buen planteamiento no sólo tendremos acceso a información generada por la empresa, sus clientes o sus competidores, sino que también podemos conocer su metodología interna para detectar fallos y aciertos. Conocer los distintos procesos en los que se dividen las tareas de una empresa, el tipo de empleados o el trabajo que realizan, es fundamental para optimizar la rentabilidad, la eficiencia y la efectividad del trabajo realizado.

Pero esta información no sirve de nada si la empresa no es capaz de comunicarla a cada una de las partes interesadas para que puedan comprenderla y aplicarla como sea necesario. Es aquí donde la comunicación toma un papel importante, pues nos ayudará a crear un entorno transparente información útil para implementar una exitosa estrategia empresarial.

Tipos de comunicación interna eficaz

Tradicionalmente, la comunicación en el terreno laboral ha mantenido una dirección descendente, es decir, surge de los puestos más altos y se dirige hacia los distintos niveles inferiores del organigrama empresarial. Este tipo de comunicación se caracteriza porque carece de motivación o de cualquier tipo de interacción positiva con los empleados, pues la información se dirige en un único sentido y en contadas ocasiones se produce feedback.

En los últimos años se ha apostado por la comunicación horizontal, que entiende que todos los trabajadores se encuentran a un mismo nivel, potenciando la colaboración, el trabajo en equipo y la comunicación fluida entre los mismos. Todos los niveles de una empresa se comunican unos con otros: es posible sugerir ideas, plantear problemas, etc.

Equipo de trabajo motivado

Emplear una buena estrategia de Business Intelligence basada en una comunicación fluida entre los distintos miembros de la empresa generará trabajadores mucho más motivados. Lograr que los distintos equipos y sus miembros se sientan parte activa de un proyecto empresarial es la clave principal para generar compromiso y esto redundará en la productividad.

descarga-kiply-gratis

follow us in feedly