Según un estudio del IESE y Addeco, los españoles trabajan 232 horas más que los europeos, pero producen la mitad. La jornada laboral de un trabajador español empieza una hora más tarde que en el resto de Europa, se para demasiado tiempo para comer y se sale del trabajo excesivamente tarde. En contraposición, los países más productivos son los que tienen horarios más racionales, concilian más y prolongan menos la jornada.

Con las maratonianas jornadas en horario partido la conciliación entre vida profesional y familiar es todo un reto. Pero no sólo eso. también repercuten en el rendimiento, la motivación y la productividad de los trabajadores.

El “presentismo” laboral es otro de los hábitos que perjudican la productividad. Permanecer en el puesto de trabajo demasiadas horas para dar la impresión de que el compromiso con la empresa es mayor es un hábito muy asentado en nuestro país. Estar más horas en la oficina no implica que se trabaje más. Todo lo contrario. Tantas horas en la oficina dificultan la concentración, la creatividad y la eficiencia.

Jornada continua y flexibilidad horaria

El Congreso de los Diputados ha aprobado una propuesta para que la jornada laboral se ajuste al modelo europeo y para recuperar el uso horario de Greenwich. La Comisión para la Racionalización de los Horarios (ARHOE) sostiene que la jornada continua supone un ahorro energético y favorece la eficiencia y la productividad, además de incidir en la motivación de los trabajadores.

Cada vez son más las empresas que se están sumando a este cambio y los efectos positivos no tardan en hacerse notar. Adaptarse al horario europeo e implementar medidas de gestión de tiempo flexibles redundan en el compromiso y la productividad de los empleados.

La flexibilidad para que cada trabajador organice su propio horario incide en su rendimiento porque puede gestionar mejor su tiempo y adaptarlo a sus necesidades individuales. En este caso, el teletrabajo se presenta como una buena alternativa para facilitar este tipo de medidas.

El trabajo por objetivos es fundamental para que la flexibilidad dé resultado. Hay que desterrar el hábito de que cuantas más horas estemos en el trabajo, más Hay que planificar los objetivos a cumplir entre todos los miembros del equipo.

Sacar el máximo rendimiento a nuestro tiempo

La productividad no depende del número de horas que estemos en el trabajo, sino de cómo las aprovechamos. Con las condiciones necesarias podemos realizar el mismo trabajo en menos tiempo. La mejora en la eficiencia de los trabajadores puede hacer que se reduzca la jornada de trabajo mientras que se mantiene la productividad.

Poner en marcha estrategias de inteligencia empresarial y políticas de recursos humanos que tengan en cuenta las necesidades de los trabajadores hará que tanto ellos como las empresas ganen en calidad de vida, motivación y productividad.

descarga-kiply-gratis

follow us in feedly