Hay horas del día en las que todos sentimos que podemos mover montañas, pero hay otras en las que la idea de tener que mover un dedo nos hace suspirar. Por esto, lo mejor que podemos hacer es dejar de intentar terminar esas tareas más complicadas y, simplemente, ‘ir a la montaña’. Por supuesto, quien dice montaña dice calle, parque o, si sois tan afortunados como nosotros en Kiply, paseo marítimo. Y es que si quieres mejorar en la gestión de equipos, tienes que hacer algún cambio. Incluso de escenario.

¿Quieres reuniones más productivas? ¡Sal de la oficina!

 

                Como dice en esta Ted Talk Nilofer Merchant, ‘El sedentarismo es el nuevo tabaco‘. Está comprobado que el estar sentados todo el día delante de una pantalla es una de las causas de la mayor parte de las enfermedades modernas. Así pues, estas reuniones fuera de la oficina ayudan a matar dos pájaros de un tiro: por un lado, se sale de la rutina y se ve todo desde una nueva perspectiva; por otro, al estar en movimiento, mejoráis vuestra salud. Todo son ventajas.

  • Al buen tiempo… ¡un paseo! El movimiento es el mejor amigo del oxígeno y del cerebro cansado. Salir a tomar el aire y pasear mientras se habla es ideal para refrescar las ideas y dar un nuevo enfoque a aquellas cosas sobre las que tenéis que decidir.
  • Y al mal tiempo… un lugar agradable. Si llueve, una cafetería tranquila será el lugar perfecto. Y si probáis algo diferente, como una nueva variedad de té o un zumo exótico, mejor. El cerebro necesita descubrir cosas continuamente para hacer nuevas conexiones neuronales.
  • Todo lo que necesitas es un trozo de papel. Anotad en un papel los dos o tres puntos como máximo que vais a tocar. Incluso uno solo estará bien, siempre y cuando anotéis aquellos puntos en los que os habéis quedado bloqueados. No necesitáis nada más para que esta reunión sea un éxito.

 La vida de equipo es la vida mejor

 

No olvides que la gestión de tu equipo es una dimensión mucho más amplia que la simple organización del trabajo diario. Incluye otros aspectos de la vida, como la interacción social, los lazos afectivos entre sus miembros, y cualquier otro elemento que forme parte de sus vidas. Porque sin miembros no hay equipo, no olvides estos dos importantes puntos:

  • No hay charla insustancial, solo perspectivas desenfocadas. Cualquier tema de conversación es válido, siempre y cuando se ‘bucee’ un poco más de lo habitual. Hasta la conversación más superficial tiene su valor, desde desarrollar habilidades sociales hasta conectar emocionalmente con el otro.
  • Deja de engañarte: el móvil NO es una necesidad vital. Deja el móvil en la oficina. No vas a recibir la noticia de tu vida en ese rato que dura el paseo, y lo sabes. Lo único que haréis será desperdiciar ese momento con interrupciones que no vienen a cuento.

Ya sabes, introduce esta nueva definición de reunión en tu gestión de equipos si quieres mejorar su productividad. Porque las reuniones son como todo en la vida: si no estás dispuesto a cambiar y adaptarte, no esperes obtener resultados novedosos. Atrévete y da el pequeño gran paso de hacer reuniones diferentes. Conseguirás tener reuniones más productivas y eficientes. Palabrita de Kiply.

¿A qué esperas? Ponte en movimiento y… ¡sal de ‘la caja’!

descarga-kiply-gratis

 

follow us in feedly