Se habla siempre de la ‘gestión de equipos’, pero a veces se olvidan los elementos clave que los conforman: los individuos. Es pura lógica: si los individuos mejoran, la calidad de su trabajo en equipo se multiplicará exponencialmente.

Que gestionen menos y estudien más

 

Cuando aprendemos nuevas competencias nuestra autoestima sube como la espuma y nuestro desempeño mejora considerablemente. Empezad por tener una reunión de esas que lo cambian todo y dadle una sacudida formativa a vuestro equipo:

  • ¿En qué áreas se trabaja? Haced un esquema que refleje las áreas en las que trabajáis y en las que podríais formaros para mejorar la gestión del equipo.
  • ¿Quién estudiará qué? Tened en cuenta los roles y funciones de cada uno, pero también sus gustos e intereses. Encontrad el término medio entre obligación y pasión y no abandonaréis la formación.
  • ¿Quién será el responsable? Si ya tenéis un responsable de formación en el equipo, solucionado; si no, que se haga cargo aquel que tenga más interés en aprender a gestionar este tipo de programas.
  • ¿Cómo se hará? Una vez sabemos qué hará cada uno, hay que hacer el trabajo de investigación sobre cursos, materiales y recursos. ¿Lo mejor de todo? Las nuevas tecnologías hacen posible tener una formación de una calidad más que aceptable por poco o ningún dinero.
  • ¿Cuánto tiempo? De entrada, dedicadle media hora al día. Que cada uno elija la hora que más le convenga y que el responsable lo ponga todo en un calendario visible en una zona común.
  • Al mes, primera evaluación. Para comprobar que vuestro plan está dando los frutos deseados, dedicad un día a que todos los miembros del equipo expliquen qué es lo que han aprendido. ¿Cuándo? La evaluación inicial, al terminar el primer mes; después, podéis hacerlo cada dos o tres.
  • Banco de recursos. Cread un banco de recursos que todos podáis compartir y que además sirva de base para que en el futuro se formen en cada campo otros miembros del equipo.

 

Porque, como dice Jim Cathcart, con media hora o una hora al día durante unos pocos años, todos seríamos los mejores expertos de nuestro país en el área que elijamos. Y, cambiando un poco una de las preguntas que se hace en esta Ted Talk, debemos intentar responder siempre: ‘¿Cómo haría las cosas el equipo que queremos llegar a ser?’.

Por suerte, no todos somos iguales…

 

…y, por eso mismo, no todos aprendemos de igual modo. Hay muchas formas de aprender, y todas son válidas. Por ejemplo, puedes empezar por echarle un vistazo a la lista de 14 formas distintas de adquirir conocimientos que publicó ya en 1936 James Mangan. Ninguna tiene desperdicio.

¿Te imaginas tener un equipo al que has empoderado para que todos sean la mejor versión de sí mismos? Empieza por subir su autoestima ayudándoles a formarse y esa fantasía se convertirá en una dulce realidad.

Y si no sabes por dónde empezar y necesitas que te echemos una mano, no lo pienses más. Prueba Kiply y descubre todo lo que puede hacer por tu equipo.

descarga-kiply-gratis

follow us in feedly