La Gamificación es ya una realidad con sorprendentes resultados. Cada vez son más las empresas que se apuntan a esta nueva forma de mejorar la motivación y la comunicación interna a la vez que aumentan el compromiso de sus empelados con la organización. A continuación te presentamos algunos ejemplos de organizaciones que han puesto en marcha planes Gamificación como parte de sus estrategias de Recursos Humanos.

Marriott International

La cadena de hoteles de lujo estadounidense decidió que los procesos de selección de personal debían dejar de ser aburridos. El tradicional envío de currículums y las entrevistas personales dejaron paso al juego como un nuevo método para reclutar talento. A través de una aplicación de Facebook, los aspirantes al puesto podían conocer cuáles serían sus funciones y responsabilidades una vez estuviesen trabajando en el puesto. ¿Qué mejor forma de saber si un candidato se adapta al puesto que viéndolo en acción (aunque sea de forma virtual)? A través del juego no sólo consiguieron captar a los empleados mejor preparados, sino también conectar con un perfil de candidatos más joven y acercarse a sus futuros trabajadores.

Correos

A la hora de renovar su página web, Correos se vio en la obligación de revisar la antigua para ver qué información debían conservar y de cuál debían prescindir. En lugar de encargar el trabajo a una empresa externa, Correos recurrió a la Gamificación para que sus empleados fuesen quienes decidiesen qué información sería la más útil. Dependiendo de los errores que encontrasen y de sus propuestas, obtenían una puntuación con la que competían con los demás empleados. Durante 13 días, los trabajadores de Correos revisaron 16.000 de las 25.000 páginas que formaban la antigua web. Enviaron más de 50.000 propuestas y ahorraron a la compañía un 70% de costes.

Windows 7 Language Quality Game

Microsoft creo un juego a través del que sus empleados podían corregir voluntariamente los errores lingüísticos de Windows 7 en su idioma para que sus productos estuviesen correctamente adaptados a los múltiples idiomas existentes. El juego no sólo consiguió que los trabajadores se implicasen con la empresa y desconectasen. La competición entre las distintas oficinas para escalar en el ranking fomentó la competición y la motivación. Con esta propuesta, Microsoft detectó 6.700 errores y consiguió motivar a los 4.500 empleados que participaron en el juego.

Estos son sólo algunos ejemplos de lo que una organización, sea cual sea su naturaleza, puede conseguir con la Gamificación. Estos datos no hacen más que reforzar la idea que tenemos en Kiply de que trabajar puede ser divertido si estás correctamente motivado. Con Kiply tú y tus empleados aprenderéis a mejorar vuestra vida profesional y personal de forma divertida y sencilla. Descarga la versión gratuita o contacta con nosotros para poner en marcha la versión para empresas en tu organización.

Si quieres conocer más casos de éxito de gamificación interna lee este post.

descarga-kiply-gratis

follow us in feedly