Todos queremos saber qué ocurre con nuestro dinero y más todavía en el actual contexto de crisis económica. Si podemos conocer nuestras pulsaciones, nuestro rendimiento en el trabajo o las calorías que quemamos, ¿por qué no vamos a poder saber también cuánto y, sobre todo, cómo gastamos nuestro dinero?

En la actualidad ya existen varias aplicaciones de finanzas personales que nos ayudan a ahorrar de forma personalizada. En su artículo The Quantified-self movement reaches personal finance, Daniel Nadler menciona algunos ejemlos, como MintBill Guard, que se basan en Inteligencia Artificial (IA) y actúan como una versión más sabia de nosotros mismos que nos ayuda a ahorrar.

Todos podemos llevar un registro de nuestros gastos e ingresos, pero la IA permite que estas aplicaciones nos indiquen, por ejemplo, qué personas nos influencian para gastar más o menos. A través de dispositivos wearables y smartphones nos dirán si debemos gastar nuestro dinero en ese producto que estamos mirando o si debemos ahorrarlo para otros objetivos más importantes. A todo esto se suma el valor añadido que aporta el Quantified-self y que nos permite detectar los malos hábitos que nos perjudican y ayudarnos a corregirlos.

Según Nadler, este tipo de aplicaciones se convertirán en parte de nuestra vida diaria y “las decisiones sobre finanzas personales, sobre todo aquellas relacionadas con nuestros ingresos, gastos y deudas, serán hechas consultando primero este tipo de aplicaciones”. En el afán moderno por conocerse a uno mismo más que cualquier otro ser humano en la historia, “no será extraño que acabemos creyendo más a las máquinas que a la gente que reemplazan”.

descarga-kiply-gratis

follow us in feedly