Todo el mundo habla de la “nube” y la privacidad y seguridad de este sistema de almacenamiento de datos es uno de los aspectos que están suscitando un mayor debate entre la opinión pública.

La tecnología en la nube es aquella que nos permite almacenar diferentes tipos de información como documentos, programas, presentaciones, fotos, etc. en un servidor, sin necesidad de tener que guardarlo de forma local. De esta forma, se crea también un espacio para compartir y socializar entre los usuarios.

La finalidad de la nube es llegar a ser un espacio de trabajo personal de cada usuario, con la ventaja de poder acceder a él desde cualquier dispositivo a la vez que aumenta la productividad y reduce el gasto en equipos y mantenimiento. En definitiva, una unidad de almacenamiento personal virtual, que sienta las bases del futuro de la tecnología.

La nube en nuestro día a día

Aunque no supieras qué es el concepto de tecnología en la nube, con toda seguridad, ya has trabajado con ella. Cuando accedes a tu correo electrónico estás navegando en un sistema en la nube que conecta con un servidor remoto donde están alojados los perfiles y los datos de cada usuario.

Twitter, Facebook, Gmail o YouTube son aplicaciones web que se sostienen a través de tecnología en la nube. El verdadero camino de la nube es poder crear un gran área virtual donde millones de usuarios accedan su espacio personal desde cualquier terminal, sincronizando sus datos, compartiendo su información y socializando con otros usuarios.

Otros servicios en la nube muy populares son Dropbox, Microsoft OneDrive, Google Drive, o iCloud. En todos ellos es necesario crearse una cuenta con su respectiva contraseña para poder acceder a su entorno.

Qué y cómo compartimos o almacenamos nuestros datos en la nube está íntimamente ligado con nuestra responsabilidad. Por ello es necesario tener en cuenta algunas nociones de seguridad para  luego no temer problemas.

Consejos de seguridad

El conocido servicio de almacenamiento en la nube de Apple, iCloud, ha saltado a la actualidad por el robo de información personal de cientos de personas famosas, publicándose las fotos personales de éstas por la red.

Debemos tener en cuenta que ninguna aplicación o servicio online está 100% seguro de un ataque informático. Y en el caso de los servicios en  la nube pasa lo mismo. Pueden tener vulnerabilidades o agujeros que los hackers pueden aprovechar para robar la información privada de sus usuarios.

Por ello, es necesario mantener una correcta utilización de estos servicios en la nube para minimizar los posibles riesgos de un fallo de seguridad en el sistema. Es conveniente tener en cuenta estos simples consejos para fortalecer la seguridad de nuestros archivos:

  1. Usa contraseñas fuertes. Alternancia de mayúsculas y minúsculas con números y caracteres especiales. Existen servicios en la nube que utilizan  la verificación en dos pasos, enviando al móvil el código que cambia todos lo días para poder acceder a nuestra cuenta.
  2. Encripta tus archivos. También existen herramientas que permiten encriptar los archivos, protegiendo el documento. Dropbox posee una opción para encriptar archivos.
  3. Sentido común. Guarda las fotos de forma local y sube sólo aquellas que no impliquen una sobreexposición y que no ponen en peligro tu intimidad.
  4. Permiso a terceros. Revisa aquellas aplicaciones a las que das permiso para que accedan a tu cuenta personal para subir fotos o archivos. Asegúrate de que son aplicaciones serias y profesionales.

 

descarga-kiply-gratis

Imagen: George Thomas

follow us in feedly