Hace ya algún tiempo escribimos un post sobre el movimiento #mamiconcilia y su trabajo para conseguir una conciliación real entre vida profesional y personal. Hoy entrevistamos a Usúe Madinaveitia, su fundadora, que nos cuenta cómo ha surgido esta iniciativa y su influencia en nuestra sociedad.

 

¿Cómo surgieron los movimientos #mamiconcilia y #papiconcilia?

Cuando faltaban tres semanas para volver de la baja de maternidad me invitaron a irme de la empresa en la que trabajaba. En aquel momento no podía quitarme de la cabeza una pregunta que era “¿cómo hacen las mujeres directivas para conciliar la vida laboral con la personal y familiar?” y decidí preguntárselo. Con los testimonios de las 27 mujeres que contestaron y el marido de la que suma 28, lancé un ebook titulado #mamiconcilia. El día del lanzamiento fue trending topic en Twitter, consiguió más de 700 descargas y despertó el interés de los medios de comunicación. Desde entonces, hace ya dos años y medio, no ha habido mes que no hayamos sido noticia.

Este libro tuvo tres críticas principales: ¿Por qué mujeres? ¿Por qué directivas? ¿Por qué madres? (aclaro que aquel primer ebook contenía el testimonio de un padre y de varias mujeres que no tenían hijos, pero el título puede llevar a error). En aquel momento para mí estaba claro: las mujeres y más en concreto aquellas que tienen hijos, lo tienen más difícil para conciliar. Sin embargo, aquellas críticas nos invitaron a seguir adelante. Decidimos lanzar un nuevo ebook, en esta ocasión con testimonios de padres que se implican de forma corresponsable en la crianza de los hijos. Así nació #papiconcilia. Descubrimos que aquellos padres que quieren conciliar lo tienen tanto o más difícil que las madres ya que como hombres la sociedad actual no espera que se impliquen en los cuidados.

Ya contamos con más de 60 testimonios de padres, recogidos en 4 ebook, incluida una edición especial protagonizada por padres directivos. Es importante que aquellas personas que ocupan cargos de responsabilidad den ejemplo a su equipo tratando de equilibrar su vida laboral con la personal. Repercutirá positivamente en el estado de ánimo y la salud de sus empleados y en consecuencia en la productividad y beneficios de la empresa.

 

¿De dónde viene el problema de la conciliación? ¿Es exclusivo de España?

No es exclusivo de España aunque aquí es peor que en otros países. Existen muchos factores. La incorporación de la mujer al mundo laboral sin la paralela incorporación del hombre a la vida doméstica, asumiendo ellas un doble rol; los permisos parentales escasos, desiguales y trasferibles; los horarios irracionales;  el presentismo; una arraigada cultura del esfuerzo, que sitúa en el centro de la vida el trabajo, olvidándose de las personas; y la convivencia de distintas generaciones (desde los baby boomers a los millenials) con distintas prioridades en la vida.

 

¿Crees que existe un compromiso real por parte de los gobiernos y las empresas? ¿Está nuestra sociedad verdaderamente concienciada?

En el caso de los gobiernos, no. La prueba es que, aunque todos los partidos políticos incluyen en sus programas electorales un apartado sobre conciliación, convocan ruedas de prensa a partir de las 19:00, actos los fines de semana, elecciones en Navidad…

En el caso de las empresas, hay de todo. Cada vez hay más compañías que están empezando a gestionar la conciliación y es en esas en las que tenemos que fijarnos porque servirán de ejemplo para el resto. Contamos con otro ebook, #miempresaconcilia, que recoge buenas prácticas empresariales a través del testimonio de 18 empleados de 6 compañías que cuentan con el certificado efr que concede la Fundación Masfamilia a empresas que cuentan con un modelo de gestión de la conciliación.

La sociedad está pidiendo a gritos facilidades para poder conciliar. Es el momento de hacer algo. Si no lo hacen, los partidos pierden credibilidad y las empresas, talento.

 

¿Las facilidades para conciliar son iguales en todas las empresas (grandes empresas, PYMES, freelancers…) y sectores? 

Las facilidades para conciliar no dependen tanto del tamaño de la empresa como del sector. Pero en principio cualquier empresa puede gestionar la conciliación poniendo en el centro de su modelo a las personas.

 

¿Qué pueden hacer los empleados para fomentar la conciliación en su empresa?

Tomar la iniciativa. La conciliación es un derecho. Cumplido tu horario o tus objetivos, nadie debería impedirte tu derecho a vivir, a disfrutar de tu tiempo libre, a descansar… Precisamente en estos días, hasta el 16 de noviembre, estamos moviendo la campaña #salpuntual, en la que invitamos a trabajadores y empresas a cumplir el horario para luchar contra el presentismo. Si sales puntual sin importarte lo que piense el jefe o los compañeros habrá más gente que se suba al carro. Muchas veces no salimos los primeros porque nos da palo ser el primero que abandona la empresa. Hay gente que necesita una excusa para salir del trabajo a su hora y nosotros se la hemos dado.

 

¿Existen diferencias entre hombres y mujeres en materia de conciliación? ¿Quién lo tiene más difícil?

Sí existen. Si nos fijamos en el terreno laboral, las mujeres lo tienen más difícil. El hecho de que los permisos parentales sean mucho más largos para las mujeres  (16 semanas) que para los hombres (14 días) hace que las empresas discriminen a la mujer evitando contratarla (prefiriendo contratar hombres), echándola o marginándola tras comunicar el embarazo o tener al bebé.

En el terreno familiar son los hombres los que lo tienen más difícil. Aquellos que quieren implicarse en los cuidados bien sea de sus hijos o de sus padres para empezar tienen un permiso irrisorio y si quieren compartirlo con su pareja, coger la reducción de jornada, el permiso de lactancia o una excedencia tienen que dar explicaciones a todo el mundo porque socialmente los cuidados son considerados tareas de mujeres.

Además, por regla general, las mujeres cobran menos que los hombres, lo que hace que ante una dificultad en el seno de la familia la que acabe renunciando a su trabajo sea la mujer porque resulta más rentable a la economía familiar.

 

¿Cuál es el papel de la tecnología en la conciliación? ¿Existen herramientas que respondan a las necesidades reales de empleados y empresas?

La tecnología, bien usada, facilita la conciliación. Entre otras cosas permite deslocalizar el trabajo y que podamos teletrabajar. Pero es muy importante saber desconectar. Además existen herramientas que permiten automatizar tareas y organizar mejor el trabajo, entre otras cosas.

 

¿Ha influido el movimiento #mamiconcilia en las empresas y la sociedad? ¿Qué camino queda por recorrer?

Sin duda. En estos dos años y medio hemos hecho una campaña de publicidad a la conciliación equivalente a millón y medio de euros. Ahora la conciliación está en boca de todos, no hay día en que no sea noticia e incluso los partidos políticos han incluido medidas en sus programas electorales. Sin embargo, queda un largo camino por recorrer. No todo el mundo entiende lo mismo por conciliación y es difícil avanzar.

Los principales retos a conseguir son igualar los permisos de maternidad y paternidad siendo ambos intransferibles y pagados al 100%,  acabar con la brecha salarial, trabajar por objetivos, flexibilizar los horarios y deslocalizar el trabajo.

 

descarga-kiply-gratis

follow us in feedly