Decía Enrique Dans en una entrevista publicada ayer en Galicia Confidencial que el Big Data es una tendencia absolutamente imparable. “Aquellas empresas que no lo utilicen se van a encontrar un mercado que no les dice nada, mientras que las que sí lo usen tendrán señales clarísimas de por dónde ir”. La importancia del Big Data está clara pero, más allá de tendencias y predicciones, ¿está realmente implantado en las empresas?

Según un artículo de HBR, la implantación del Big Data en las empresas es más un plan que una realidad. El 85% de los empresarios tiene previsto este tipo de iniciativas en sus negocios, pero por el momento son sólo eso, planes.

Sin capacidades analíticas para el Big Data

El 85% de las organizaciones espera mejorar sus negocios gracias al Big Data, sobre todo en lo relativo a la toma de decisiones y la experiencia de los clientes. Y el 77% considera el liderazgo como uno de sus principales beneficios.

En cambio, sólo el  21% califican sus capacidades analíticas de Big Data como adecuadas. Esta se perfila como una de las principales causas de que el Big Data no sea ya un hecho implantado en la mayoría de las empresas.

Y es que la sofisticación del proceso va en aumento. No se trata sólo de tener acceso a los datos, sino de analizar varias fuentes distintas y utilizar lo que han aprendido para mejorar sus negocios. Es decir, la dificultad está en ser capaces de transformar los datos en información y ésta en conocimiento.

El 80% de las empresas cree que los datos llegarán desde diferentes y variadas líneas de negocio. Para Paul Brath y Randy Bean, ser capaces de integrar una amplia variedad de datos es el mayor reto al que se enfrenta cualquier organización.

Pero nada de esto sirve si la organización no es capaz de alinear objetivos pues, de otra forma, el Big Data no podrá cumplir con sus promesas. ¿Y tú? ¿Tienes claros tus objetivos? Es el momento de dar el gran paso que te ayude a tener claro por dónde ir.

descarga-kiply-gratis

Imagen: Dean Hochman

follow us in feedly