El talento de los trabajadores es un valor fundamental dentro de una organización, siendo clave para mejorar su eficiencia y su rentabilidad. No es sencillo encontrar profesionales capacitados, dinámicos e ingeniosos. Por eso, cada vez más empresas llevan a cabo programas específicos para mejorar la satisfacción de sus empleados y retener su talento como estrategia competitiva.

Existen muchas fórmulas para conseguir que un trabajador esté motivado y a gusto en su puesto de trabajo. Además de la importancia de los estímulos materiales, como una buena remuneración u otros incentivos para reconocer su valía, se pueden utilizar otros métodos a fin de conservar a los mejores miembros de nuestra plantilla.

A continuación, analizamos algunos modelos exitosos puestos en marcha por empresas de reconocido prestigio.

Generar confianza

El gigante informático Microsoft lleva más de una década centrando su gestión del talento en la confianza, a través de programas de flexibilidad laboral que favorecen la conciliación y la movilidad. Así mismo, más de la mitad de las vacantes de la empresa se cubren con candidaturas internas.

Además, dispone de un programa específico de identificación de talento, llamado Bench, en el que incluye a sus trabajadores con mayor potencial. Se trata de una formación específica en técnicas de gestión, liderazgo, comunicación y estrategia empresarial. Este aprendizaje incluye rotaciones en diversos puestos dentro de la organización para que tengan una visión más amplia y puedan así tomar mejores decisiones en el futuro.

Pertenencia al equipo

Otras empresas, como Ikea, involucran a los empleados desde el primer día para hacerles sentir parte importante de un gran equipo. Esta filosofía se inicia contándoles la historia de la compañía y de su fundador, reforzando esta voluntad de unión mediante una revista mensual donde los trabajadores pueden dar su opinión y en la que se les informa de las novedades y la evolución de la empresa en todo el mundo.

Los altos cargos también propician esa cercanía, relacionándose de forma directa con operarios de cualquier nivel y estimulando la promoción interna y el empowerment. Además, Ikea potencia un espíritu familiar, con una política de horarios flexibles adaptado a cada circunstancia personal, ayudas escolares, seguros médicos a medida y descuentos especiales en sus propios artículos.

Atracción y captación de talento

En el caso de Google, el talento se garantiza a través de la adquisición de pequeñas empresas jóvenes que acuden al coloso estadounidense en busca de financiación. Por un lado incorporan ideas novedosas para sus productos y por otro aumentan la plantilla con profesionales jóvenes dispuestos a desarrollarlas e innovar. Una vez en el equipo, la empresa se encarga de mimarlos, por ejemplo, permitiéndoles llevar sus mascotas al trabajo u ofreciéndoles en sus instalaciones comida sana, gimnasio, guardería y un ambiente divertido.

Ejemplos en España

En nuestro país hay también numerosas empresas con políticas de retención del talento. Así, Prosegur y Ferrovial mantienen universidades corporativas donde forman a sus empleados con expertos internos y externos en cada tema. En Mercadona, fieles a su filosofía de que un cliente no está satisfecho si no lo está primero el trabajador, se centran en programas de acogida, formación especializada y ventajas adicionales para trabajadoras embarazadas o empleados que hablen varios idiomas.

descarga-kiply-gratis

follow us in feedly