Los datos personales son el nuevo petróleo y han cambiado la forma en la que gestionamos nuestra información personal y nuestra privacidad. El Internet de las cosas y el Big Data pueden generar un cambio muy positivo en la sociedad, pero la relación entre usuarios y empresas no está siendo todo lo transparente que debería. La mayoría de los usuarios asume que los datos generados pertenecen a las organizaciones que los recogen, pero ¿debe esto seguir siendo así?

En una entrevista publicada recientemente por la Harvard Business Review, Alex “Sandy” Pentland habla sobre la necesidad de un reajuste de la propiedad de los datos en Internet. El New Deal propone una nueva forma de gestión en la que las personas son dueñas de los datos que generan y sólo ellas tienen la capacidad de controlarlos.

Pero el problema no se centra sólo en la propiedad de los datos. Los usuarios no son informados adecuadamente de qué datos de los que generan son recogidos y viven con la creciente sensación de que son espiados en todo momento, a lo que se suma la profunda desconfianza que esto genera. Para Pentland la clave es la transparencia y el derecho de los usuarios a saber lo que estas organizaciones están recogiendo sobre distintos aspectos de su vida.

La relación entre empresas e individuos debe ser más sana. Si el usuario sabe exactamente qué datos sobre él se recogen y tiene la capacidad de decidir si quiere compartirlos se creará un clima de mayor confianza con la organización. En palabras de Pentland “la gente está de acuerdo en compartir sus datos si creen que se beneficiarán de ello y que no será compartido con terceros de formas que ellos no comprenden”.

La actual estrategia empresarial de captar todos los datos de los clientes sin una clara política de transparencia es una bomba de relojería a punto de estallar. Pentland reconoce que el modelo de negocio de muchas empresas puede verse amenazado. Pero un cambio radical en la forma en que recopilan información de sus clientes y en cómo se lo comunican generará beneficios a largo plazo y mejorará su imagen de marca.

El New Deal aboga por el compromiso de las empresas con sus clientes, construyendo confianza y generando valor. En un entorno caracterizado por la transparencia “la gente estará más dispuesta a compartir sus datos si confían en que es seguro hacerlo. Creen en el sistema y reconocen el valor de compartir”. Para empresas como la nuestra, el compromiso de transparencia con el usuario es fundamental para contar con la confianza de unos usuarios que, hasta ahora, han visto vulnerados sus derechos una y otra vez.

descarga-kiply-gratis

Imagen: Cognizant Technology Solutions

follow us in feedly