Según el informe State of the Global Workplace, sólo el 13% de los empleados en todo el mundo están comprometidos con su trabajo. Conseguirlo no es una tarea fácil. Depende de la predisposición de los empleados, pero también de que la empresa sea capaz de generar las condiciones necesarias para que ese pacto entre ambos de produzca.

Cuenta la leyenda que cuando le preguntaron a un conserje de la NASA qué estaba haciendo él respondió “estoy ayudando a llevar al hombre a la luna”. Esta es la mejor definición de lo que es el compromiso de los empleados o employee engagement. La relación entre empresa y empleados se caracteriza por la implicación de ambos en la consecución de un objetivo común. Cada empleado siente que forma parte de algo mayor y que el trabajo que realiza ayuda a su propio éxito y al de la organización.

Las organizaciones con un alto compromiso de sus empleados se caracterizan por la implicación y el compromiso de éstos, lo que repercute en la productividad de la empresa. Varios estudios han demostrado que los empleados que trabajan en equipo y que son adecuadamente incentivados obtenían un mayor rendimiento, además de mostrar actitudes más positivas, incluyendo confianza, compromiso con la organización y disfrute de su trabajo.

Hay numerosos los factores que influyen en el compromiso de los empleados, pero estos son algunos de los más importantes:

  1. Los empleados son conscientes de la importancia que el trabajo que realizan tiene para su organización, lo que genera mayor lealtad.
  2. Saben exactamente cuáles son sus objetivos y lo que se espera de ellos y cuentan con todas las herramientas necesarias para utilizar sus habilidades. Los líderes son claves en esta parte del proceso.
  3. Existe una comunicación fluida entre los empleados y sus superiores. El diálogo es clave para comprender hacia donde se dirigen y se establecen  relaciones de calidad con los compañeros, superiores y subordinados.
  4. Los empleados reciben el reconocimiento que se merecen por el trabajo bien hecho.

Las empresas deben crear las condiciones adecuadas para los empleados se sientan comprometidos porque de ello depende el futuro de la organización. Implementar técnicas de gamificación es la opción por la que optan muchas empresas para generar compromiso y motivación entre sus empleados a la vez que convierten el espacio de trabajo en algo más divertido. Si los empleados son el mejor valor de una empresa, tienen que ser importantes y apoyarlos y garantizar su satisfacción debe ser una prioridad.

descarga-kiply-gratis

Imagen: INTVGene

follow us in feedly