A lo largo de nuestro desarrollo como personas, sufrimos una serie de cambios y transformaciones que dan forma a quiénes somos. Es común que encontremos obstáculos que a veces nos impiden crecer, ya sea a nivel personal o profesional. Cada uno de nosotros cuenta con sus propias herramientas, desarrolladas en mayor o menor medida, para hacer frente a estos obstáculos y superarlos. Con unos sencillos trucos serás capaz de gestionar los problemas del día a día con mucha más facilidad.

Aplicaciones prácticas en el lugar de trabajo

  1. Organización del tiempo. Nuestro trabajo y nuestros deberes se dividen entre las distintas facetas de nuestra vida: familia, vida social, trabajo, ocio… Crea prácticas listas de cosas que hacer y aprende cómo delegar tareas que no forman parte de tu trabajo, así como a separar los distintos aspectos de tu vida. Identifica las horas específicas del día en las que eres más activo y productivo para poder programar las actividades más complicadas en esas horas en las que tienes más energía.
  2. Mantén un registro de los logros conseguidos. Resume todos los grandes pasos que te han llevado hasta tu posición actual, así podrás ver reflejado en un papel todo el progreso que has conseguido. Además, ver a dónde has llegado te motivará al enseñarte tu propio potencial y te ayudará a corregir errores.
  3. Vence las barreras de aprendizaje. Reciclarse y aprender cosas nuevas es importante. La curiosidad por temas que aparentemente no tengan relación con tu trabajo también te ayudará. Aprende a transferir al ámbito laboral las habilidades que has adquirido en otras facetas de tu vida. Esto incluye habilidades interpersonales, organizacionales y de liderazgo. Lleva al trabajo la inteligencia emocional que usas para interactuar con tu familia y amigos. Y, lo más importante, nunca dejes de aprender.
  4. Ten una buena imagen de ti mismo. La competencia entre compañeros de trabajo es constante. Aunque a veces la falta de confianza en ti mismo puede ser tu peor enemigo, imagínate como una persona de éxito frente al espejo y rodéate de positividad y de gente que cree en ti. Muchas veces las personas con éxito no son las más inteligentes, sino las más valientes y confiadas.

Decidir tu camino, descubrir nuevas fortalezas y debilidades a través de la práctica es importante para nosotros. El primer paso es siempre probar. Nunca conseguirás nada a no ser que des el primer paso. Ten una actitud positiva hacia ti mismo y atrévete a conseguir lo que quieres.

descarga-kiply-gratis

Imagen: Philippe Put

follow us in feedly