El uso de los beacons suele asociarse al mundo del marketing y las ventas. Tiendas, museos o aeropuertos ya los utilizan para mejorar la experiencia de sus usuarios. Pero incorporarlos a la oficina ayuda a mejorar la eficiencia y reduce los costes. Estos son algunos de los usos que los beacons pueden tener en el lugar de trabajo:

Gestión de personal

Los beacons instalados en los puntos de entrada y salida de la oficina pueden actuar como detectores silenciosos de la presencia de los empleados. De esta forma, se evita que los empleados fichen manualmente, con la consiguiente agilización del proceso, sobre todo en las empresas con un elevado número de empleados. Tener datos exactos sobre las horas de entrada y salida facilita el pago de horas extra y ayuda a ahorrar dinero en horas pagadas incorrectamente.

Localización de los empleados en la oficina

En los espacios de trabajo grandes muchas veces se enfrentan al problema de localizar a otros colegas. Esto puede resolverse instalando beacons a lo largo de la oficina para conocer la localización exacta de cualquier empleado. De esta forma, los empleados pueden saber exactamente dónde están sus colegas y navegar hasta su posición a través del smartphone para ahorrar tiempo.

Utilización de espacios

Los beacons puede ayudar a identificar qué salas de reunión u otros espacios están libres, evitando recorrer la oficina en busca de un lugar disponible. A través de una sencilla aplicación pueden conocer los horarios de reserva de cada sala y medir su uso en tiempo real. Además, los beacons pueden detectar la presencia de los empleados en cada sala para conocer exactamente quién estuvo reunido y durante cuánto tiempo.

Comunicación interna e interacción

Los beacons también pueden ayudar a romper barreras para la comunicación e interacción internas, como, por ejemplo, entre departamentos que no suelen trabajar juntos. Todos los empleados pueden ver quién está presente en la oficina, facilitando la colaboración entre departamentos, la comunicación y el trabajo en equipo.

Gestión de servicios

Con los beacons la administración de la oficina es más sencilla gracias a las notificaciones. Puede ayudar en aspectos tan importantes como el ahorro de costes de energía o en la detección y gestión de espacios poco utilizados.

Además, los beacons pueden ofrecer información adicional sobre los distintos espacios como el menú del servicio de comedor cuando los empleados se encuentren cerca de él u otro tipo de actividades propias de cada espacio.

Bienestar de los empleados

Los beacons también pueden transformar los programas de bienestar de los empleados ayudándoles  a mejorar su estado físico o su productividad a través de la interacción con los espacios en los que se encuentran. Por ejemplo, si eligen el ascensor una aplicación puede decirles que utilicen las escaleras para mejorar su salud. Lo mejor es que se puede combinar con la gamificación para hacer la experiencia más divertida.

Los beacons tienen infinidad de usos en la oficina y fuera de ella. Estos son solo algunos ejemplos de cómo esta tecnología puede ayudar a que tu oficina y tus empleados sean mucho más eficientes.

descarga-kiply-gratis

Imagen: Jonathan Nalder

follow us in feedly