El mundo de la tecnología cambia rápidamente. Ya no la llevamos en la mano, la llevamos puesta. Y al igual que ocurrió con los móviles, el diseño web deberá adaptarse al nuevo formato de los dispositivos wearables y a los cambios y retos que trae consigo.

La web tal y como la conocemos no funciona en los wearables. Como señalábamos en otro post sobre la wearable web, uno de sus principales problemas es que no ofrecen las funcionalidades ni permiten visualizar las grandes cantidades contenido a las que los usuarios estamos acostumbrados a través de otros dispositivos.

Por eso, el diseño web necesita adaptarse e implementar algunos cambios para aproximarse paulatinamente a su nueva meta: la wearable web.

Los cambios en el diseño web

En este artículo encontramos algunas claves de lo que supondrá la tecnología wearable para el diseño web:

  1. Diseño responsive. La principal característica del nuevo diseño web es la flexibilidad para adaptarse a tipos de pantallas cada vez más diversos. El reto para los diseñadores está en llevar el diseño responsive al siguiente nivel y ser capaces de adaptarse a las pantallas de los wearables: más pequeñas, más ajustadas y con formas irregulares.
  2. Información instantánea. Los wearables nos permiten acceder a la información sin tan siquiera tener que llevarnos las manos a los bolsillos, así que la demanda de información requerirá más rapidez de lo normal, sin que el acceso de los usuarios se ralentice por un tiempo de carga demasiado largo.
  3. Aumento de la interactividad. Se abre paso la navegación basada en el movimiento, en la que podremos simplemente mover la cabeza, las manos o los ojos para navegar sin necesidad de estar en contacto con la pantalla. Además, se desarrollarán controles de voz que hagan posibles nuevas formas de navegación.
  4. Diseño más minimalista. Las pantallas tienen cada vez menos espacio. Por este motivo, la wearable web necesita llevar el minimalismo más allá del diseño para smartphones y adherirse a él para crear mejores sitios web.
  5. Aumento del tamaño de las fuentes. Las fuentes de 16 píxeles que utilizamos actualmente son demasiado pequeñas para las pantallas de los wearables. El reto está en si el diseño web será capaz de mostrar contenido en una pantalla de pequeñas dimensiones sin que el usuario tenga que acercarse demasiado al dispositivo a la vez que evita el incómodo scroll constante.

El diseño web debe prepararse para dar un nuevo paso en su evolución. Los wearables traen consigo nuevas formas de interacción con los productos y servicios, es decir, con la información, su visualización y su jerarquización. En definitiva, abren las puertas a una experiencia de usuario que, por el momento, solo somos capaces de vislumbrar.

descarga-kiply-gratis

follow us in feedly