El término trabajador de la información fue utilizado por primera vez por Peter Drucker en su libro de 1959 Landmarks of Tomorrow. Esta figura hace referencia a alguien cuyo capital de trabajo es el conocimiento. Profesionales como procuradores, abogados, programadores o periodistas son trabajadores de la información.

El día a día de los trabajadores de la información

En el actual contexto laboral, estos profesionales se caracterizan por hacer un uso intensivo de dispositivos informáticos con conexión a Internet como ordenadores portátiles, smartphones o tablets.

Según un informe de McKinsey Global Institute, cada trabajador de la información pierde una media de 13 horas a la semana solo enviando y recibiendo correos electrónicos y 20% de su tiempo intentando encontrar información. La información más valiosa para las empresas está atrapada en las bandejas de entrada. Además,  los trabajadores de la información emplean el 60% de su tiempo diario intentando encontrar y manejar datos.

Esta característica propia de su día a día hace que sea posible recabar información sobre sus hábitos productivos y medir con facilidad cómo y en qué emplean su tiempo cuando trabajan con estos dispositivos.

Big Data para mejorar la productividad

El Quantified-self llega también al entorno laboral para mejorar la productividad de los trabajadores de la información. El objetivo es convertir los datos en información, y la información en conocimiento.

El análisis de Big Data ayuda a las empresas a conocer el desempeño de sus empleados y a recompensar a aquellos cuya productividad es mayor. Gracias a él, pueden encontrar patrones de trabajo y detectar hábitos productivos para potenciar aquellos que resultan positivos e intentar cambiar los que perjudican su rendimiento.

Según un estudio de Evolv, a través del análisis de datos, las empresas pueden aumentar significativamente la comprensión de sus empleados, lo que mejora a su vez sus probabilidades de mejorar la productividad laboral. El análisis de Big Data trae consigo también la objetividad y revela qué es lo que hace a los empleados más exitosos, permitiendo a los responsables tomar mejores decisiones operativas. Eso sí, siempre teniendo en cuenta la seguridad y privacidad que el tratamiento de este tipo de datos requiere.

¿Eres un trabajador de la información y quieres empezar a utilizar Big Data? Descarga Kiply y aprende a mejorar tu productividad personal.

descarga-kiply-gratis

Imagen: Rodrigo Moraes

follow us in feedly