El Big Data está en boca de todos como una de las grandes revoluciones para el mundo empresarial. David Steinberg reflexiona en la revista Wired sobre  por qué el Big Data será el próximo gran estímulo de la productividad. Aunque su análisis está aplicado al mundo del marketing, los beneficios del Big Data para la productividad van más allá y afectan a cualquier ámbito empresarial (y personal).

Si cambiamos lo que dice Steinberg sobre los clientes por los empleados el resultado sería el mismo: cuanto mejor conoce una organización a sus empleados, su interacción con ellos adquiere más significado, aumentando el compromiso y la identificación con la empresa y, por lo tanto, fomentando su productividad.

Dispositivos de uso masivo

Nos pasamos el día pegados a dispositivos que transmiten información: smartphones, portátiles o tablets aportan información muy valiosa sobre nosotros mismos. Construimos perfiles personales y profesionales por nosotros mismos e identificamos nuestros hábitos, gustos y comportamiento. O como dice Steinberg, “creando, en efecto, la esencia del Big Data”.

Renunciamos en mayor o menos medida a nuestra privacidad para compartir cosas sobre nosotros mismos con los demás e interaccionamos en distintas plataformas que convierten al Big Data en algo cada vez más potente y efectivo.

La ciencia de los Recursos Humanos

Los servicios que las empresas ofrecen a los clientes son mejores, pero también lo es su gestión interna, en la que los Recursos Humanos tienen un peso muy importante. Con el Big Data, los departamentos de Recursos Humanos tienen a su disposición una nueva ciencia que trae consigo la objetivación de de la gestión de estos departamentos.

Atraer y retener talento es otra de las ventajas que ofrece el Big Data. Conseguir el mejor talento y, lo que es más importante, retenerlo es más fácil con los datos. La evaluación objetiva del desempeño hace más sencillo reconocer el trabajo de aquellos que realmente lo merecen.

Los avances de la tecnología en la nube hacen que el almacenamiento de Big Data sea prácticamente infinito. De esta forma, los empleados pueden tener un currículum objetivo de su trabajo a lo largo del tiempo porque en un futuro no muy lejano no habrá mejores cartas de recomendación que los datos.

Optimización de procesos y productividad

Por primera vez en la historia, los empleados les dicen a las empresas lo que quieren y no al revés. No sólo conocen lo que necesitan, sino también cómo trabajan y en qué invierten su tiempo, por lo que pueden detectar necesidades organizativas o de formación para satisfacerlas y mejorar su eficiencia. La optimización de procesos es, por lo tanto, una de las grandes ventajas del Big Data para la productividad.

Se trata de un ciclo continuo en el que las empresas están constantemente investigando, procesando información y actuando en base a la información que les aporta el Big Data. Pero lo mejor de todo es que esa información en tiempo real, por lo que permite detectar necesidades satisfacerlas al momento.

Las empresas están convirtiendo el Big Data en una fuente muy valiosa para conseguir su objetivo final: beneficios.

descarga-kiply-gratis

follow us in feedly