Actualmente se habla todo el rato de motivación, ya sea en la vida, en el trabajo o incluso para los niños en la escuela. Y se enfoca siempre hacia la necesidad de que la motivación sea externa. ¡Motívame para que haga algo! parece ser la máxima, pero… ¿dónde ha quedado la automotivación?

La capacidad de ‘motivarnos’ a nosotros mismos es innata, pero es como todo, hay que entrenarla y alimentarla. Porque en esta vida lo mejor es no tener que esperar por nadie. Como suelen decir las madres de hijos adolescentes ‘vale más hacerlo que mandarlo’. El deseo de ver algo realizado debería ser suficiente para motivarnos y empujarnos a la acción, sin necesidad de que nos diviertan o nos sobreestimulen constantemente.

5 tips para mantenerte automotivado

 

  1. Que la inspiración te coja trabajando. Ya lo decía Picasso, no esperes a que lleguen las musas ni las ganas. Ponte manos a la obra, y poco a poco verás cómo mejora lo que haces.
  2. Roma no se construyó en un día, y tú no necesitas terminar ese proyecto en tiempo récord. Calendariza las metas de un modo realista. Haz calendarios semanales con las metas que quieres alcanzar. Empieza por las más pequeñas y sencillas, y descubre el inmenso placer que produce alcanzarlas y tacharlas de tu lista de cosas pendientes.
  3. Porque tú lo vales. Tú eres el elemento más importante en el desarrollo de tu proyecto, no lo olvides. Y siempre que alcances alguna meta lo mejor que puedes hacer es recompensarte a ti mismo. Mímate con algún capricho pequeño, por ejemplo, autoinvítate al cine o cómprate ese postre que tanto te gusta. Te sentirás genial y además mejorará tu autoestima.
  4. La música es el mejor carburante. Esto lo saben muy bien los deportistas y también los Directores de Recursos Humanos más modernos. Hacer las tareas más mecánicas como revisar los mails o las que tienen un plazo de ejecución inminente puede ser una tortura. Nada mejor que una música enérgica y a ritmo rápido para hacer que pises el acelerador. Haznos caso: elige ese disco que siempre te sube la moral y, de repente, habrás terminado sin darte cuenta.
  5. Don’t worry, be happy. Para alcanzar cualquier meta es muy importante animarse desde el principio y mantener una actitud positiva durante todo el desarrollo del proyecto. Sé tu propio coach personal y date ánimo con frases del tipo: ‘Lo voy a conseguir’, ‘Éste va a ser uno de mis mejores proyectos’ o ‘Lo voy a hacer tan bien que voy a estar muy orgulloso de mí’.

 

 Como ves, la automotivación se trabaja todo el rato y siempre con la actitud más positiva. Y no olvides que todo en la vida nace de un primer paso. Ponte en movimiento y descubrirás que, cuanto más tiempo dediques a entrenar la automotivación menos esfuerzo necesitarás para realizar tus proyectos con éxito.

 descarga-kiply-gratis

follow us in feedly