¿Cuántas veces acabas haciendo cosas que no quieres simplemente porque no te atreves a decir que no? Ayudar a los demás siempre que sea posible está bien, pero es importante que al hacerlo no dejes de lado tus propias prioridades. Aprende a decir “no” y evita distracciones de los verdaderos objetivos de tu trabajo. Saber decir “no” en el momento adecuado te ayudará a gestionar uno de los activos más importantes para tu productividad personal: el tiempo.

¿Cómo digo que no?

Decir “no” dejará de ser una experiencia incómoda si tienes claros unos sencillos pasos a seguir:

  1. Deja de sentirte mal. Tienes derecho a decir no. Sólo debes aprender a decirlo de manera que la otra parte pueda entenderlo y aceptarlo.
  2. Ten siempre presentes tus prioridades. Decir que no cuando tienes claros tus objetivos es mucho más fácil. No sólo te ayuda a eliminar ese sentimiento de culpa, también te lo pondrá más fácil a la hora de argumentar los motivos de tu renuncia.
  3. Evita explicarte demasiado. Sólo tienes que dar la razón principal de por qué no estás dispuesto a hacer un determinado trabajo.
  4. Da alternativas. Si te sientes mal por decir que no, puedes proporcionar alguna alternativa para que ese sentimiento sea más leve. Por ejemplo, si te proponen trabajar en un proyecto para el que tú no estás disponible, siempre puedes recomendar a otras personas que puedan ayudarle de la misma forma que tú lo harías. Así das a la otra persona un plan B con el que seguir buscando.
  5. Simplemente di NO. A veces perdemos mucho tiempo dando vueltas a cómo decir que no. Pero a veces con un sencillo “lo siento, pero no puedo aceptar” es suficiente. La mayoría de los conflictos que se crean están sólo en nuestra cabeza.

Se trata de que seas capaz de rechazar las solicitudes de otras personas de forma educada pero firme. Así tendrás el control de tu tiempo para emplearlo en aquellas actividades que son importantes para ti. Tu interlocutor comprenderá cualquier motivo siempre lo expliques con claridad y respeto.

Decir que “no” es difícil, pero en cuanto empieces a hacerlo y a centrarte en tus verdaderas prioridades te darás cuenta de que la gestión de tu tiempo será mucho más eficiente.

descarga-kiply-gratis

Imagen: Henry Burrows

follow us in feedly