El mundo empresarial es ahora más complejo que nunca. Por eso, es necesario identificar nuevas oportunidades y aplicar estrategias efectivas para mantener la competitividad de cualquier empresa a corto, medio y largo plazo. La Inteligencia Empresarial o Business Intelligence (BI) es indispensable para el correcto funcionamiento y el éxito de cualquier negocio. Este concepto hace referencia al proceso de recoger grandes cantidades de datos y procesarlos en informes estructurados para proceder después al Análisis Empresarial o Business Analysis (BA). La inteligencia empresarial ayuda a analizar las tendencias pasadas, presentes y futuras de cualquier industria o negocio y juega un papel muy importante en el análisis empresarial predictivo.

Inteligencia empresarial vs análisis empresarial

Los términos inteligencia empresarial y análisis empresarial a menudo se usan con significados similares. En cambio, los dos conceptos están relacionados, pero presentan diferencias. Mientras que la inteligencia empresarial es el proceso de capturar datos en bruto a través de diferentes sub-unidades de un negocio, el análisis es el proceso de convertir esos datos en informes útiles para aplicar sus resultados en la predicción del desarrollo de negocio y en la mejora de los procesos empresariales. Algunos expertos consideran el análisis empresarial como una parte de la inteligencia empresarial.

Técnicas de análisis empresarial

Existen numerosas técnicas que pueden ayudar a que el análisis de los datos cobren sentido y puedan ser analizados en relación a diversos factores:

  1. PESTLE se centra en el análisis de los factores externos de una empresa: políticos, económicos, sociológicos, tecnológicos, legales y medioambientales.
  2. MoSCoW se aplica para priorizar las necesidades de la empresa según varios criterios: “Must have” es aquello de lo que no podemos prescindir, “Should have” es aquello de lo que podemos prescindir pero sería bueno tener, “Could have” es aquello que deseamos pero no necesitamos y “Won’t have” es aquello que pretendemos tener en el futuro.
  3. MOST estudia la misión, objetivos, estrategias y tácticas para que un negocio se encamine hacia el éxito.
  4. SWOT se aplica en definir las fortalezas y debilidades internas de una empresa y las oportunidades y amenazas externas a las que debe enfrentarse.
  5. VPEC-T analiza los valores, políticas, eventos, contenido y confianza desde múltiples puntos de vista.
  6. SCRS se centra en las soluciones desde el nivel más alto al más bajado, pasando de la estrategia al estado presente y a las necesidades y soluciones.

Con la tecnología todo es más fácil

En el mercado actual hay numerosas herramientas disponibles que te ayudarán a implementar tu estrategia de inteligencia empresarial. Además, facilitan el análisis de los datos haciéndolo más sencillo y eficiente. No lo dudes y prueba Kiply en tu empresa. La gestión de equipos, el análisis del rendimiento y la productividad de tu empresa y la motivación de tus trabajadores están sólo a un click de distancia.

descarga-kiply-gratis

Imagen: reynermedia

follow us in feedly