Seleccionar a un candidato para un puesto de trabajo es una decisión difícil. Más allá de la preparación académica, las empresas buscan habilidades básicas que, aunque no están directamente relacionadas con el trabajo, influyen directamente en la productividad de los empleados.

Estas son las nueve habilidades básicas que las empresas buscan en todos los profesionales:

1. Comunicación. El 51% de las empresas considera que la comunicación es la habilidad más importante que deben tener sus empleados. Ya sea escribiendo o hablando, saber expresarte bien es fundamental para tu trabajo y para el de los demás miembros de tu equipo, sobre todo si trabajas desde casa.

2. Autoconfianza. Necesitas tener seguridad en ti mismo para mejorar cualquier aspecto de tu vida y eso también incluye tu productividad. La autoconfianza no es solo algo que tienes o no, también puedes practicarla. Valórate y cree en ti mismo a la hora de defender tus opiniones.

3. Gestión de tiempoLa capacidad de organizar tu trabajo, de estimar el tiempo que te llevará realizar cada tarea o saber en qué momentos eres más productivo es fundamental en cualquier puesto.

4. Networking. La capacidad para hacer nuevos contactos es fundamental para tu trabajo. Además de ayudarte a encontrar nuevas oportunidades laborales también puede ser una forma de encontrar nuevos clientes, reclutar talento o expandir tus círculos profesionales.

5. Conocimientos tecnológicos. Incluso aquellos que no trabajan directamente con la tecnología necesitan unos conocimientos básicos. Cuantas más habilidades técnicas tengas, más posibilidades tendrás de ascender o de encontrar un nuevo trabajo.

6. Pensamiento crítico. Todos tenemos que tomar decisiones, solucionar problemas y buscar nuevas ideas. Piensa de forma crítica y toma decisiones creativas.

7. Trabajo en equipoEn la mayoría de los empleos dependemos de otras personas para llevar a cabo nuestro trabajo. Por eso, hacer que todos se sientan parte del equipo, comunicarse, compartir metas e incluso tener algo de tiempo para el humor es fundamental.

8. Habilidades de negociación. Tener en cuenta todos los puntos de vista y encontrar soluciones que satisfagan a todas las partes te servirá para negociar un aumento de sueldo, pero también para resolver cualquier conflicto del día a día.

9. Inteligencia emocional. La diferencia entre saber y conocer es la empatía. Te ayuda a conocer mejor a la gente que te rodea, las necesidades de tus clientes, cómo motivar a tus equipos o cómo gestionar un conflicto.

Potenciar estas habilidades básicas te ayudará a mejorar como profesional y como persona. Pero lo mejor de todo es que hará que tu día a día en el trabajo sea mucho más fácil.

descarga-kiply-gratis

follow us in feedly